Seguidores

viernes, 27 de febrero de 2009

LA ROSA DE LA MUERTE

Un claro ejemplo del impecable estilo de Angel Pardo, lo constituyó la serie "La rosa de la muerte", publicada en 1951 en "Pulgarcito", en episodios semanales de una página. El detalle y cuidado, que la excelente plumilla de Pardo imprimía en cada una de las viñetas, hacen que este dibujante cántabro esté considerado como el mejor de nuestro país en la ilustración de temas históricos. Tras el éxito de sus predecesoras ("Fe y heroísmo", "Sangre en Bizancio", "Luis de Almanzor" y "Cruz de fuego"), "La rosa de la muerte", alcanza el cénit de la creatividad de su autor.

La trama se desarrolla a finales del siglo XV, cuando las tropas del Gran Capitán desembarcan en Italia, para defender al rey de Nápoles, primo de Fernando el Católico, de la invasión de las tropas francesas. Como es clásico un villano, Enrico Giles de Moncleur, ejerce sus funciones de hombre despiadado, conspirador y traicionero. Dos españoles Héctor y Octavio, son hechos prisioneros en la fortaleza de Enrico y allí se suceden una serie de peripecias de nuestros héroes, que son ayudados por Adelaida, la hermanastra del malvado Enrico.