Seguidores

viernes, 6 de febrero de 2009


CARPANTA: 62 AÑOS SIN HINCAR EL DIENTE

José Escobar Saliente (Barcelona 1908-1994), fue y es después de su muerte, uno de los más importantes historietistas de todos los tiempos. Creador de personajes tan populares como Carpanta, Zipi y Zape, Blasa portera de su casa, Petra criada para todo... algunos de los cuales como los terribles gemelos Zipi y Zape y el siempre famélico y hambriento Carpanta, siguen todavía vigentes, vivos y han servido de esparcimiento a varias generaciones.

Sus dibujos acompañaron al Inspector Dan, en las páginas de Pulgarcito de la tercera época. Carpanta, nació en esas páginas en 1947, años de postguerra, de racionamiento y pan moreno. Carpanta representaba el auténtico desheredado de la vida, sin hogar (vivía bajo un puente) y sin bocado que llevarse a la boca. Precisamente en este último aspecto de su desnutrida existencia, radicaba la chispa que encendía la inspiración de su autor, ideando múltiples de situaciones en las que semana tras semana, Carpanta intentaba satisfacer su vacío estómago, elucubrando las mil y una piruetas a fin de conseguir saciar su hambre acumulada con resultados frustantes e intentos constantemente fallidos.

Ahí os dejo unas cuantas de las primeras historietas del personaje, publicadas entre 1947 y 1948. Desde entonces, el pobre Carpanta, ya lleva 62 años sin probar bocado.




2 comentarios:

El Abuelito dijo...

¡Qué enorme Escobar y sus compañeros de generación en el oprimer Pulgarcito! Si hoy tienen el status de clásicos no es sólo porque el tiempo se lo haya otorgado... ¡Qué conjunción de talentos llegó a drse en los mejores tiempos de Bruguera, estos y los de los primeros DDT!

"Allerastur" dijo...

Recuerdo que me costaba muchísimo leerme a Carpanta y Doña Hurraca, en casa mis padres me decían que debía leer la totalidad de las secciones o no habría más la semana siguiente.

Pasó el tiempo y... cuantas gracias debo darles por esos "trucos" de "perro viejo".

Hoy no están entre mis preferidos, pero le saco todo el partido que entonces no quería verles.

Gracias de nuevo, esto es hacer brecha y que los recuerdos florezcan del olvido.